Buscar este blog

martes, 27 de octubre de 2015

Como conseguir vuelos baratos

Encontrar vuelos «low cost» es más fácil de lo que te imaginas si sigues estos sencillos consejos.


¿Te da miedo ponerte a buscar billete de avión porque temes dejar a cero tu cuenta bancaria? Olvídate de eso. Dejarse medio sueldo comprando un billete de avión es cuestión de otra época. Sigue los trucos que te proponemos y podrás viajar al destino que prefieras a unos precios más que aceptables.


1- Con Antelación 

Sabemos que procrastinar es el vicio más común entre los mortales, pero lucha contra la pereza y ponte a buscar billete de avión cuanto antes. Cuanto más lo retrases, más cerca estarás del día del vuelo y más cara será la compra. El mejor momento para hacer tu reserva es entre dos y tres semanas antes de la fecha de partida.


2- Por tu cuenta

Pon en una balanza dos cosas: por un lado la comodidad de reservar con una agencia de viajes y por otro la economía. Si se inclina hacia la cuestión monetaria, reserva tus billetes sin la ayuda de agentes externos. Por muy barato que sea el precio que ofrecen las agencias de viajes, casi siempre será más caro que el que puedas encontrar tú por tu cuenta puesto que hay un margen de beneficio que tienen que cubrir.


3- Día D Hora H

Los últimos estudios –entre los que destaca el realizado por el periódico The Wall Street Journal– parecen demostrar que el mejor momento de la semana para hacer una reserva de avión es el martes a las 15 horas. Según estos análisis ésta es la circunstancia propicia para encontrar en la web unas ofertas más apetecibles.


4- Adiós a los fines de semana

Las salidas en viernes y los regresos en domingo harán que el precio de tu billete de avión alcance las nubes sin necesidad de aeroplano. Las compañías aéreas aprovechan que los fines de semana son el momento en que los trabajadores disponen de más tiempo libre y por ello realizan su viaje durante esos días. Si puedes, intenta coger como días libres algunos que no coincidan con estas fatídicas fechas para los bolsillos de los viajeros.


5- Fan de las "Newslatter"

Si esta palabra de suena a chino, familiarizarte con ella. Se trata de boletines informativos que distribuyen las empresas a través de Internet, normalmente para dar cuenta de sus últimas novedades u ofrecer suculentos descuentos. Si te aburre apuntarte a todas las newsletters de las compañías aéreas, siempre puedes seguir a buscadores de vuelos en Twitter –como eDreams– que te informarán de las últimas ofertas y las mejores promociones.

6- Grandes Aeropuertos

No siempre será posible, pero si puedes elegir evita los aeropuertos pequeños. Las grandes capitales ofrecen un abanico más amplio de horarios y de compañías, y por tanto también se amplía la variedad de precios permitiéndote más posibilidades a la hora de la compra. Además, viajando desde los grandes aeropuertos es menos probable que tengas que hacer transbordos que eleven el precio total de tu reserva.

7- Evita los buscadores

Por muy baratos que te parezcan, los buscadores generalistas no siempre son la opción más económica. Es recomendable que antes de reservar tu billete de avión consultes directamente la página web de la compañía con la que quieres viajar. A veces te puedes llevar sorpresas muy agradables.

8- Compara, compara y compara

La falta de tiempo o la pereza son los mayores enemigos de las ofertas. Contra lo primero no podrás luchar, pero si lo que te puede es la vaguería debes saber que comparando los múltiples precios de las distintas compañías es cuando obtendrás un precio más ajustado a tu bolsillo. Cuantas más páginas web consultes, más fácil será que encuentres una auténtica ganga.

9- Mejor si no sabes donde ir

Suena raro, sí. Pero si no tienes un destino preferido para tu vuelo y lo que te gusta es conocer ciudades nuevas sin importar cuál, el billete te saldrá más barato. Las compañías ofrecen vuelos con descuentos especiales a destinos concretos que ellas seleccionan. Tú podrás acoplarte a ellos y disfrutar de una aventura que perjudicará a tu bolsillo lo menos posible.

10- Ojo con los billetes de ida y vuelta

La lógica anima a pensar que saldrá más barato un billete de ida y vuelta que comprar la ida y la vuelta por separado. Presta atención porque no siempre es así. En la mayoría de los casos sí se obtiene algún descuento por la compra conjunta de ambos vuelos, pero ten la picardía de probar cuánto te costaría reservando la ida y la vuelta por separado. Te puedes llevar la sorpresa de que salga más barato.

Fuente: ABC Viajar

No hay comentarios:

Publicar un comentario