Buscar este blog

lunes, 16 de noviembre de 2015

Cuesta del Obispo, viajando a Cachi

Por: Valeria Tannenbaum

Hoy emprendemos una nueva aventura, nuestro destino: Cachi, una localidad de Salta, ubicada dentro de los Valles Calchaquíes, en el norte de la República Argentina.



Esta excursión la pueden contratar en las agencias de Viajes de Salta, y los precios varían entre

$290 y $390 (pesos argentinos) unos 20 o 30 dolares. Nos pasaron  a buscar muy tempranito para empezar la travesía, a las 7 de la mañana y estuvimos de regreso a las 19hs. El chofer – guía habla 5 idiomas, por lo que es recomendable para cualquier viajero de cualquier lugar del mundo.


La primera parada es en el “Puente del mal paso”, hecho de hierro y madera, el cual permite cruzar el río y es donde empieza a cambiar el paisaje de una zona verde y llena de vegetación a una zona un poco más árida.

La segunda parada fue en el mirador “El Maray”, empieza “La cuesta del Obispo” y el ascenso para llegar al punto máximo del tramo, “La Piedra del Molino”.  Es un camino zigzagueante y empinado de la ruta nacional 33, por lo que algunas personas tienden a marearse o a descomponerse.


La siguiente parada fue en el mirador de la “Cuesta del Obispo”, llamada anteriormente Cuesta de la dormida del obispo, porque en 1622, el obispo de Tucumán, Juan de Cortázar, viajaba desde la actual Capital Salteña a Cachi y tuvo que pernoctar incómodamente a mitad de la cuesta, luego se simplificó el nombre y quedó como se conoce actualmente. Se puede observar una vertiginosa cuesta, y se encuentra 1270 msnm. Realmente si tienen suerte y les toca un día lindo podrán apreciar una maravillosa vista panorámica.

También en el lugar se encuentran animales de la zona, y vendedores de productos autóctonos como por ejemplo “la ocarina”, un instrumento de viento fabricado en cerámica, artesanías, algunas especias, queso de cabra,  embutidos y alguna que otra cosa de la zona.

Luego fuimos al Parque Nacional “Los Cardones”, fue creado en 1996, y es impresionante ver la cantidad de cactus (Cardones) que hay en el lugar, además tuvimos la suerte de que muchos de ellos estaban florecidos. No sólo hay cardones en este parque sino también pinturas rupestres y huellas de dinosaurios de más de 70 millones de años de antigüedad. Al parque la atraviesa una recta perfecta llamada recta de Tin-Tin.

Otra de las paradas fue unos kilómetros antes de Payogasta, donde los vendedores te ofrecen degustar sus productos para que los compres. Todo se realiza en el lugar, especias, chicha, dulces, étc y los precios son accesibles ya que van desde $10 (U$s 1,00) según lo que quieras comprar. Nosotros tuvimos la oportunidad de probar Pochoclo de Quinoa (Palomitas de Quinoa), lo que nos pareció muy rico, es como un cereal y es utilizado con leche o yogurt.

En el siguiente articulo…Llegamos a Cachi! ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario