Buscar este blog

viernes, 2 de diciembre de 2016

Algunos tips para viajar en avión con un bebé

Nada como esa adrenalina que te sube cuando estás por salir de tu casa para emprender un viaje, pensando en todo lo que tenes que llevar y esa inevitable voz en tu inconsciente diciéndote incansablemente que te olvidas algo… así empezó nuestra nueva aventura pero agregándole a todo esto que viajamos con nuestro bebé de 7 meses.


Como mamá preferí llevar una mochila de viaje, así la podía cargar en mi espalda y llevarla mucho más cómoda que los bolsos exclusivos para bebés. Obviamente cada uno puede llevar el equipaje que le sea más cómodo para caminar y lo más compacto posible. Tengan en cuenta que muchas aerolíneas tienen prioridad si van con menores de dos años y los harán pasar antes en el embarque, pero no es en todas lamentablemente y en algunas tendrán que esperar que los llamen.



Entre las cosas fundamentales llevamos silla para auto, pueden despacharla sin costo adicional, o pueden alquilar una si es que piensan rentar un auto y no quieren ir cargándola. Con el cochecito nos movíamos hasta la puerta del avión y una vez que aterrizábamos ya estaba ahí para que lo retiremos, aunque en algunos aeropuertos tuvimos que buscarlo en la cinta junto con nuestro equipaje.



Imagen relacionadaEn todos los aeropuertos se encuentran baños, incluso algunos son exclusivos para familias, personas con movilidad reducida y bebés, lo cual implica que también el papá o cualquier acompañante que tengan lo puede cambiar cuando necesiten. En otros lugares sólo hay cambiadores en el baño de mujeres. Por supuesto, todos los aviones cuentan con cambiadores, pueden consultar o pedirle ayuda a la azafata si necesitan.


En el momento de aterrizaje y despegue del avión es recomendable que el bebé succione algo para que no se le tapen los oídos, ya sea que use chupete, biberón o tome teta, cualquiera de las opciones es válida y va a ayudar a que se sienta mejor y protegido.

Para hacer más divertido el viaje seleccionamos sus juguetes preferidos y algunos que no conocía para despertarle interés y curiosidad mientras pasábamos las horas en el avión. La aerolínea en la que viajamos nos facilitó una cuna, con sábanas descartables, almohada, y colcha, ¡que son gratuitas!, las deben pedir a la azafata y son colocadas una vez que despega el avión. Permiten llevar bebés hasta 11 kilos. Cuentan con cinturón de seguridad pero en caso de turbulencias el bebé debe ser llevado en brazos por su seguridad.

Durante el vuelo es importante que los bebés se sientan tranquilos, y esto se lo trasmiten las personas con las que viaja, así que una recomendación es mantener la calma y tenerles paciencia. Si el bebé llora o está molesto hay que atender sus necesidades, tomarse el tiempo que necesite, hacerlo jugar, cambiarlo, alimentarlo, étc, así será un agradable viaje para él y para ustedes! Tengan en cuenta que será bebé por muy poco tiempo!  Buen viaje a todos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario